Registro de la Propiedad y Catastro.

Logo-despacho

Voy a tocar un tema que, por muy reiterado que resulte al menos para Abogados ya con cierta experiencia, no deja de ser interesante y sugestivo. Yo al menos no llego a encontrar aún la solución definitiva o, dicho de otro modo, cuál de las dos alternativas (Registro o Catastro) tiene más valor a la hora de aplicar el derecho a temas concretos.

En concreto expongo mi ultimo supuesto: Escritura pública debidamente registrada: Una finca consistente en una vivienda “compuesta de varias habitaciones y una superficie total de 90 metros cuadrados”. En dicha escritura se describen los correspondientes linderos, dos de ellos inamovibles al tratarse de un camino y una rambla, y que por tanto, aún en la actualidad continúan en igual sitio. El resto se trata de linderos de la finca donde consta construida.

El vecino colindante con dicha finca, la derriba completamente e incluso construye varias edificaciones donde antes se encontraba la vivienda. Al tratar de ubicarla actualmente en el sitio donde siempre ha existido, no cabe otra posibilidad que servirse de la declaración de algunos vecinos y de lo que recogen los planos catastrales. Como quiera que se trata de suelo rústico no existe problema en identificar el polígono y la parcela, comprobando -además por la existencia de ortofotos antiguas- que siempre se ha tratado de una finca con iguales linderos que los que constan en la escritura, pero con una superficie  7.500 metros cuadrados.

Se formula la correspondiente demanda, dada la actitud del vecino dee ceder en nada de lo que ya posee e incluso tiene construido. Se  solicita la reposición de la vivienda en el estado en que encontraba, antes de que el vecino la hiciera desaparecer, con la extensión que consta desde hace muchos años en el Catastro, entre otras cosas por ser los que constan dentro de los linderos que se reflejan en la escritura de propiedad.

La cuestión por tanto es la de qué prevalece en este supuesto?: la superficie registral o la catastral. Al margen de ello se ha solicitado la demolición de lo indebidamente construido por haberse llevado a cabo de mala fe, de conformidad con lo previsto en el art. 363 y 364 del C.Civil, supuesto que dicho vecino cercó todo colocando una tela verde de plástico que impide ver su propiedad y las obras llevadas a cabo.